Si eres el propietario de una web, lo más seguro es que tengas claro que Google esta cambiando continuamente su algoritmo que utilizan para posicionar nuestras webs en sus indices. Por lo tanto, cosas que te han funcionado bien en el pasado, es posible que actualmente ya lo funcionen bien o simplemente no funcionen.

La optimización de los buscadores y la tecnología están en constante evolución por lo que tenemos que tener claro que tienes que tomar desiciones correctas para que tus webs no queden obsoletas en un futuro a corto plazo.

En nuestras auditorias SEO siempre recomendamos tratar a nuestras webs como si fuesen seres vivos, que debes “mimar” día a día para que la relevancia que Google entrega a tu dominio vaya progresivamente aumentando y asegurarnos que que tus webs consiguen las mejores posiciones en las serps de Google.  Precisamente por esto te pasamos los siguientes consejos para evitar una perdida de visibilidad cuando Google hace un update de su algoritmo.

No puedes evitar un cambio de algoritmo

Los cambios son una constante en la vida. Hace unos años las tablets y los smartphones apenas tenían presencia. A día de hoy estoy casi convencido que dispones de una web responsive para que disponga de una correcta visualización en multiples resoluciones de pantalla.

Imaginaros una empresa que comercializase aparatos electrónicos. Por aquellos tiempo tampoco era vital aparecer de los primeros por la palabra “tablet” y unos años después es vital aparecer de los primeros para obtener un alto ROI.

Para conseguir o permanecer en resultados de búsqueda óptimos, es vital analizar las tendencias de búsqueda.  Ya que las palabras clave por las que los usuarios realizan las búsquedas hoy pueden cambiar por lo tanto, tu web y sus contenidos deben cambiar constantemente siguiendo los posibles cambios de tendencia. Ojo!! parar te va a funcionar!!

Aprende de tus competidores

La innovación y la evolución de tu web, y porque no de tu negocio es necesaria si quieres tener éxito y sobre todo si quieres diferenciarte de tu competencia.  Para poder trazar un plan debes tener muy presente a tu competencia y todas las actualizaciones de contenido y de estrategias SEO que estas implementen en sus webs. Ojo! vigilar no es plagiar, sino analizar que están haciendo para siempre intentar mejorar sus acciones para disponer de mejores rankings que ellos.

Algunas herramientas que te pueden ayudar a tener este control sobre tu competencia pueden ser:

  • Semrush, con esta herramientas podrás conocer rápidamente las mejores palabras por las que esta posicionando orgánicamente tu competencia en los 20 primeros resultados de google y el histórico de sus anuncios de SEM, con sus palabras clave y sus copys.
  • Sistrix, herramienta muy similar a semrush pero emplea otro tipo de métricas para sus datos. Te ofrece palabras en top100 en lugar de top2o como semrush, con la salvedad que te hace recomendaciones de palabras clave optimas para tu nicho y un indice de visibilidad bastante real.
  • ahrefs.com, podrás sacar el perfil de enlaces de cualquier web, con sus anchor text con sus respectivas urls de destino. Tambien te hace agrupaciones de palabras clave posicionadas por ulrs.

La única desventaja que podemos ver al uso de estas herramientas para el estudio de la competencia es que son de pago, pero sin duda es una buena inversión para tu negocio.

Optimización continua de tus webs

Cambian los mercados y cambian los algoritmos que posicionan nuestras webs en los buscadores.  Seguro que no es la primera vez que escuchas que ” el posicionamiento de una web es una tarea que precisa de un proceso continuo y duro”. Si tu web no se le efectúan cambios es posible que estés pediendo el tiempo realizando tareas que ya no van a funcionar, o lo que es peor, tareas que pueden traerte una penalización, ya sea algorítmica o manual y quedarte sin parte o sin ningún trafico orgánico por esta penalización.

Marcate unas expectativas realistas si lo que quieres es disponer de una resultados duraderos.

Tomate tu tiempo para que Google indexe correctamente los cambios y los nuevos contenidos, los tiempos para la consecución de objetivos de una campaña SEO pueden durar varios meses. La paciencia suele ser uno de los mejores aliados.