5 tendencias de diseño web que romperán con todo

5 tendencias de diseño web que romperán con todo

La industria del diseño web vive su edad dorada. Con más de 1.000 millones de sites existentes, el mundo 2.0 se enorgullece de una sobrepoblación que no conoce límites, pues las nuevas empresas y marcas no duden en apostar por este medio para despegar. Como no podía ser de otra manera, son muchas las novedades de diseño que están rompiendo con todo esta temporada. Desde los skeleton screens, la navegación minimalista o la mayor libertad tipográfica, hasta el boom de las microinteracciones y otras tendencias diseño web, que merece la pena descubrir.

Si quieres conocer interesantes ejemplos de tendencias web 2017, estás de enhorabuena, porque en las siguientes líneas profundizaremos en las más notables.

¿Cuáles son las tendencias diseño web?

¿Por qué actualizar y perfeccionar el diseño web? Frank Chimero, toda una autoridad en diseño web, respondería de la siguiente forma: «La gente ignora el diseño que ignora a la gente». Vale la pena preguntarse qué tendencias diseño web están contribuyendo a mejorar la experiencia del usuario. ¿Te animas a descubrirlas?

Skeleton Screens

Dicen que el tiempo es oro, y los profesionales del diseño web lo saben a la perfección. De acuerdo a un informe del MIT, 140 milisegundos son suficientes para captar la atención del ser humano. Una página web comienza a cargar sus elementos entre los 200 milisegundos y 1 segundo, mostrando la totalidad del site una vez se complete el proceso, a veces con la tediosa barra de carga. ¿Qué problema hay? Optimizar la velocidad de carga es imprescindible para reducir las tasas de rebote. Con el fin de amortiguar este problema surgen los skeleton screens (carga progresiva de elementos combinando animaciones, fácilmente reconocibles por los usuarios), de creciente uso, como vemos en las apps de Apple’s Clock, Nintendo o Facebook. De esta forma, es posible comenzar a mostrar el contenido en menos de medio segundo.

Explosión tipográfica

Los tiempos en que las fuentes Comic Sans y Garamond campaban a sus anchas han terminado. Este 2017 más que nunca estamos viviendo una mayor libertad tipográfica, como elemento diferenciador para las marcas y empresas. Las diferentes fuentes Serif, Script y Sans Serif pasan a integrarse en la estructura, con espacios negativos, formas geométricas, degradados y otros recursos, con fines no sólo estéticos sino también funcionales (léase Psico Typo, de Jessica Aharonov para entender el impacto de las fuente sobre las emociones humanas).

Con todo, la creatividad siempre debe estar al servicio del branding empresarial o la temática del site. De ahí que las fuente paloseco abunden y mucho, por lo que no debemos caer en el error de asociar creatividad y complejidad.

Navegación minimalista

Pero el punto anterior no debe llevarnos a error, pues el minimalismo se ha abierto paso en la estructuración y disposición de los diferentes elementos del diseño. Lo simple es bello. Las nuevas generaciones de usuarios no quieren ser impresionados, quieren acceder al contenido y disfrutarlo, con todo lo que rodea a esta experiencia. ¿Qué significa esto? Lejos de abrumar al visitante con múltiples elementos, es preferible seleccionar los recursos mínimos necesarios para garantizar su permanencia en el site y evitar que se desoriente. Por otra parte, su influencia de la navegabilidad de la tasa de rebote es notable.

Microinteracciones al poder

Otra de las tendencias diseño web son los elementos que ofrecen algún tipo de interacción a las acciones de los usuarios. Buenos ejemplos son los iconos con funciones determinadas (eliminar el sonido, por ejemplo), los efectos al clickar en un campo de texto o los botones de interacción social (‘Me Gusta’ de Facebook). A las animaciones CSS se suman los GIFs, que en pequeñas y moderadas dosis pueden participar de este ecosistema vivo que llamamos página web.

Pop-ups y elementos de navegación, mejor ocultos

Esta última tendencia se complementa con algunas anteriores. Para facilitar la navegación y mejorar la experiencia del usuario, ocultar elementos prescindible supone un paso adelante. ¿Un ejemplo? El menú, especialmente el hamburguesa, que dicho sea de paso va camino de su extinción. Cuando el usuario lo necesita, los diseñadores interpretan correctamente que hará scrolling hacia arriba, mostrándolo entonces; el resto del tiempo, es decir mientras mientras disfruta el contenido y hace scrolling hacia abajo, el menú se ocultará total o parcialmente.

Más allá de estos elementos y tendencias del diseño web, merece la pena mencionar que determinadas iniciativas del pasado se han consolidado (long-scrolling, diseños responsive, etc.), mientras que otras han pasado a mejor vida (animaciones de carga, abuso del flat design y el menú hamburguesa, etc.). Como quiera que sea, las modas de hoy son las obsolencias del mañana, por lo que te recomendamos no dormirte en los laureles.

Share this Post: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email

Related Posts