Seguro que has leído mucho sobre las redirecciones de urls, como hacerlas en donde hacerlas etc,  ¿pero te has planteado como las interpreta Google? o ¿como afectan a nuestras webs?

Vamos a intentaros explicar que son las redirecciones, que tipos de redirecciones existen, para que se usan y sobre todo como las interpreta Google.

¿Qué es un redireccionamiento?

Un redireccionamiento es la redirección es entre dos páginas.

Por ejemplo, imagina que introduces una url A  en tu  navegador. Esta url a le dice al navegador que el contenido real se encuentra en una pagina B y el propio navegador te envía directamente a la página B que es donde esta el contenido. 

Hay diferentes tipos de redirección que se pueden utilizar para contar los navegadores web y robots de los buscadores que el contenido se puede encontrar en una página nueva.

Tipos de redirecciones

Básicamente existen 2 tipos de redirecciones, las que se realizan del lado del servidor y las que se realizan del lado cliente, es decir, cuando la redirección se realiza en navegador.

Redirección 301  (permanente)

Si utiliza una redirección del lado del servidor, el servidor web devuelve el redireccionamiento a la url B cuando se intenta acceder a la url A. El usuario nunca ve  los contenidos de la url A. 

Un “301 redirección permanente” es una redirección de servidor que le dice a robots de los buscadores que la antigua url A no debe utilizarse más. La nueva url B se debe utilizar en su lugar.

Esto es útil cuando:

– Cambias de dominio

– Realizas un rediseño de tu web y cambias la estructura de urls

– Cuando un producto de una tienda online no se va a comercializar más o queda descatalogado. 

Con las redirecciones 301 Google cambia la url A por la url B en las serps ( resultados de búsqueda).

Redirect 301 /url-A/ http://dominio.com/url-B/

Redirección 302  (temporal)

Un redireccionamiento 302 es también una redirección del lado del servidor. La diferencia es que un “302 redirección temporal” dice a los motores de búsqueda que la url A puede cambiar. Por lo tanto le estamos diciendo a las arañas de los buscadores que indexen el  contenido de la url A, ya que es seguro que siempre va a redirigir a url B.

Estas redirecciones temporales son útiles para las redirecciones que dependen de la configuración de país, un dispositivo, idioma del usuario o cuando ponemos nuestra web en modo mantenimiento. 

Google no cambia la url A por la url B en las serps como hace con las redirecciones 301, salvo que la redirección 302 se mantenga durante mucho tiempo. En este caso Google toma la decisión por nosotros y cambia la url de las serps como hace con las redirecciones permanentes.

Redirect 302 /url-A/ http://dominio.com/url-B/

Redirecciones con JavaScript

A redirección JavaScript es una llamada de redirección del lado del cliente. Esto significa que el servidor web muestra primero la url A. Cuando carga la url A en tu navegador este le dice al server mediante un fragmento de javascript que redirecciones a la url B. 

La realización de estas redirecciones tienen su riesgo, ya que el cliente/usuario puede tener desactivado el javascript y el navegador no ejecutar la redirección. Otro punto debil de estas redirecciones es que las arañas de los buscadores tampoco interpretan estas como si fuesen redirecciones del lado del servidor. 

<script type=”text/javascript”>
window.location.replace(“http://dominio.com/url-B/”);
</script>

Meta redirecciones de tipo de refresh

Estas redirecciones son similares a las redirecciones JavaScript. Una etiqueta meta en la que la url A redirige el navegador a la url B. No se recomiendan estas redirecciones.

<meta http-equiv=”refresh” content=”0;URL=’http://dominio.com/'” />

Redirecciones 303 , 304, 307  y algún dato más 

Por lo general no se recomienda el uso de estas redirecciones, pese a ser del lado servidor y temporales y permanentes,  puesto que con las redirecciones 301 y 302 Google entiende que es más que suficiente. Por lo tanto, si quieres usarlas puedes hacerlo sin problema pero debes asegurarte de que la el canonnical esta bien implementado para evitar problemas de contenido duplicado. 

También es importante saber el numero de redirecciones de urls que tu web puede disponer al mismo tiempo. Puedes hacer redirecciones dobles, triples o de mas redirecciones hacia la mismas urls, Google puede seguir hasta 5 redirecciones en la misma cadena.