Después de un buen verano de buenas aventuras, retomamos las publicaciones habituales. Esta vez vamos a hablar de la optimización de URLs desde un puto de vista SEO. Como en todo, “cada maestrillo tiene su librillo“, pero estos son los puntos más básicos que cualquiera puede implantar (o pedir que se lo implanten).

Reglas para crear las URLs correctamente

1º – No uses mayúsculas ni caracteres extraños ni espacios en blanco; sólo números, letras en minúscula y guiones medios. El motivo de este consejo es provocar en la medida de lo posible la estandarización, a la hora tanto de rastrear como de escribir, de los caracteres contenidos. Como siempre, tenemos la ‘inercia’ del inglés y a ellos les resulta complicado escribir una ñ con sus teclados o utilizar acentos en las vocales. Por ejemplo, al intentar generar una URL así, http://www.midominio.com/Diseño de lámparas/ lo que un navegador entendería sería algo parecido a esto http://www.midominio.com/%44ise%C3%B1o%20%de%20%l%C3%A1mparas/; por lo que la URL a generar tendría que ser forzosamente de esta forma: http://www.midominio.com/diseno-de-lamparas/.

2º – Utiliza siempre guiones medios. Google no lee los guiones bajos, por lo que, no hagas el gañan, genera siempre tus URLs en minúsculas y con guiones medios. Usando el mismo ejemplo que antes http://www.midominio.com/diseno_de_lamparas/, no es correcto y su uso sería http://www.midominio.com/diseno-de-lamparas/

3º – Usa URL que puedas leer y comprendas; si lo entiendes tu, un robot también!! Este es un punto que, personalmente, me hace mucha gracia respecto a Google; te exigen una URL que se puede leer, cuando las suyas son las más largas e incomprensibles que existen!!

4º – Usa el rel="cannonical" en todas tus páginas, para evitar problemas con el posible contenido duplicado.

5º – Bloquea URLs con el robots.txt. Dile a los motores de búsqueda que ignoren las URLs dinámicas que apuntan a tu URL cannonical.

6º – Utiliza direccionamientos permanentes 301. La forma más óptima, por no decir la única, de hacer cambios en tus URLs y no perder su ranking, es haciendo un direccionamiento 301 de la antigua URL a la nueva. Si los cambios son permanentes, 301; si son temporales, 302.

7º – Añade tus palabras clave objetivo en las URLs. Los motores de búsqueda leen las URLs, por lo que les resulta más fácil enlazar la importancia de ese contenido con el usuario si la palabra clave principal aparece en la URL.

8º – Pon el contenido principal de tu web en la carpeta raíz. La estructura de tus URLs indica cual es el contenido principal.

9º – Usa URLs cortas. Sé directo, sé concreto al realizar tus URLs.

Sigue estos consejos y no tendrás problemas a la hora de generar tus URLs correctamente desde un punto de vista orgánico.