Hosting y dominio: 8 cosas que debes saber para evitar errores

Hosting y dominio: 8 cosas que debes saber para evitar errores

¿Estás coqueteando con la idea de contratar un hosting y dominio, pero careces de experiencia con estos servicios? Siempre hay una primera vez, pero esa no tiene por qué ser agridulce. Si quieres acertar en tu primera incursión por el mundo del domaining y el alojamiento web, te invitamos a descubrir una serie de consejos y recomendaciones que te evitará todos aquellos disgustos e imprecisiones que son habituales al principio.

Elegir dominio, un ‘arte’ al alcance de todos

Elegir un nombre de dominio es similar a elegir el nombre de una empresa; requiere muchas reflexiones y consideraciones. Pero a diferencia de un proceso de naming, en el registro de un dominio intervienen una serie de factores, como las extensiones, que complican enormemente el proceso. Lo primero es lo primero, y vale la pena destacar que todo dominio debe ser…

Conciso y fácil de escribir

Encontrar un nombre de dominio fácil de escribir es fundamental para el éxito de cualquier negocio online. Los nombres largos y complejos implican un mayor riesgo, pues los clientes podría malinterpretarlo, además de ser menos recordables. Incluso una publicación como The Wall Street Journal no consideró registrar www.TheWallStreetJournal.com, sino www.WSJ.com. ¿Por qué? Simplemente por la brevedad del dominio.

Palabras clave y long tails

Salvo que seas un periódico centenario, es recomendable que utilices palabras clave que describan tu negocio y los servicios que ofreces. Este consejo no debería pillarte por sorpresa, pues también es frecuente en los entornos offline: Restaurante Filandón, Thrifty Car Rental, Desatascos Arzam, etc. Es aconsejable que, al registrar tu dominio, incluyas una long tail (palabra clave larga y específica) si el nombre de tu negocio no goza de una fama excesiva. Si por ejemplo el Restaurante Romero de Vigo es conocido hasta en Barcelona, no es recomendable utilizar ‘RestauranteVegetarianoEnVigo.com’ para el dominio; en caso contrario, no dudes en utilizarlo.

Primero ‘.com’, después el resto

Sobre esto no hay medias tintas: si puedes utilizar la extensión ‘.com’ para tu dominio, hazlo. Hasta el 75% de todos los sitios web son dominios ‘.com’, siendo el más codiciado con diferencia, a pesar de que a efectos técnicos, debería tener el mismo valor que un ‘.net’. Esto no requiere mayores explicaciones: si el ‘.com’ no está disponible, comienza tu aventura digital con otro, pero intenta cazar esa extensión más adelante.

Extensión apropiada

Las extensiones de dominio son sufijos (como el mencionado ‘.com’, los regionales ‘.es’ y ‘.it’ o los sectoriales ‘.guru’ y ‘.photography’) que permiten al buscador conocer el idioma, ubicación geográfica o nicho de mercado de nuestro negocio. Existen una variedad infinita de extensiones, y cada una tiene un uso específico. Por ejemplo, una corporación o grupo empresarial acertará al utilizar ‘.co’, mientras que un establecimiento hotelero descubrirá que el ‘.hotel’ se adapta como un guante a su modelo de negocio.

Elegir hosting, aspectos a considerar

A pesar de encontrarse estrechamente relacionados, hosting y dominio tiene poco o nada que ver, más allá de su mutua dependencia en la ‘vida’ de una página web. Son muchas las empresas de alojamiento web que prestan un servicio excelente, pero sólo conociendo los vericuetos de este servicio podrás ahorrarte disgustos en el futuro. Por ejemplo, todos los hosting de calidad disponen de…

Soporte técnico 24/365

La gestión de un sitio web es, en ocasiones, un camino bastante tortuoso, y pueden surgir problemas que sólo el proveedor podrá resolver. Por esta razón, necesitas hosting que brinde soporte técnico las 24 horas del día, los 365 días del año.

Límites de ancho de banda

La mayoría de los servidores web o paquetes de alojamiento establecen un límite para la cantidad de ancho de banda que puedes usar mes a mes. Para las páginas web que no reciben muchos visitantes, esto no es un problema; sin embargo, aquellos que reciban decenas de miles de usuarios al mes pagarán muy caro esta limitación, que debes ajustar siempre a tus necesidades.

Espacio en disco

De forma paralela al ancho de banda, están aquellos límites que afectan al espacio en disco. En líneas muy generales, una PYME o una startup no requerirá demasiado espacio en disco, mientras que una web que recopile enormes cantidades de datos y ejecute softwares muy ‘pesados’ necesitará mucho más espacio que las anteriores. Si bien lo ideal que contratar el mayor espacio en disco posible, no tiene sentido pagar por 20 GB si únicamente vas a utilizar unos pocos cientos de megas.

SSL para mayor seguridad

Aunque muchos lo confunden y consideran que el certificado SSL afecta al hosting y dominio por igual, lo cierto es que este protocolo criptográfico debe instalarse desde el cPanel del servicio de alojamiento. Especialmente en el caso de aquellas webs y ecommerce que reciben pagos o información personal de sus clientes, disponer de este certificado se hace indispensable, dado que Google y otros buscadores ya alertan al usuario al respecto nada más acceder al site.

Share this Post: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email

Related Posts