Mucha gente se piensa que montar una web es hacerla y tumbarse a ‘la bartola’, que los clientes llegan solos porque ‘Internet es una herramienta potentísima’, pensando que su negocio es lo suficientemente importante y relevante como para que no tengan que hacer ninguna acción más. Al pasar los meses (o años) se empiezan a preocupar, porque tan potente que era Internet, no ven los frutos de su web reflejados en el retorno de la inversión hecha. Ese es el momento en el que contactan con un profesional para que les haga una auditoría y explique porqué no tienen éxito online si son una ‘superempresa‘ muy reconocida y reconocible dentro de su sector.

Porqué mi web no tiene éxito

Un punto común al hacer una web es la estética; es lo que más les preocupa a todos (‘mi web tiene que ser muy chula, la más molona…‘)… No se dan cuenta que hay varios factores que analizar antes de hacer lo que exactamente tienen en su cabeza. Durante el tiempo que durase el desarrollo, la preocupación es que no se viese mucho texto (‘es que no queda bien tanta letra‘), que las fotos sean bien grandes(‘tengo una cámara cojonuda‘), que el mapa de Google en satelite….; en fin, todas estas cosas que realmente no aportan funcionalidad ni son muy prácticas, ni para los usuarios ni para los Googles, Yahoos, Bings

Después de auditar su web, llega el ‘enfrentamiento habitual‘ con el desarrollador. Lo normal es que se sienta atacado, cuando en ningún momento es así. Me explico y me pongo como ejemplo. Si nos piden una web, se hace. Si nos piden una auditoría, se hace. Y como auditoría, es necesario ‘hacer leña del árbol caído‘, ya que vas a buscar y plantear puntos débiles que aparezcan para solventarlos.

¿Quieres que te ayudemos a mejorar?

Si no te hemos convencido aún, continua leyendo, pero si crees que podemos ayudarte a mejorar tu web, puedes contactar con nosotros cubriendo el formulario de contacto al pié de esta página o bien, llámanos al  677 118 505.

Listado de acciones a seguir

Toda página web debe disponer mínimo de:

– Contenido indexable:

Toda web que pretenda ganar tráfico organico deberá definir sus landings y generar una cantidad de contenido indexable en cada una ellas de más del 20% de ratio entre html Vs contenido legible por parte de los rastreadores.

– Snippets optimizados:

Tanto URL, como Meta Title y Meta Description deberán estar optimizados, tanto en tamaño(no superar los límites ni quedarse corto) como en contenido(se deben utilizar las palabras clave que proporcione cada landing).

– Versión móvil o ser responsive:

Tu web tiene que estar disponible para todos los dispositivos. Google ya ha dicho abiertamente que el tráfico desde dispositivos móviles lleva ganando relevancia desde hace ya tiempo y ha pasado a ser un porcentaje considerable de sus búsquedas; por lo que considera imprescindible la adaptación para todos los usuarios y dispositivos.

– Contenido fresco y original:

El contenido de una web tiene que actualizarse y se tiene que generar nuevo. Con este dato, Google, y el resto de los buscadores, consideran que existen personas trabajando detrás de una web y que la información que se muestra es la más novedosa y actualizada. No copies Wikipedia.

– Social Signals:

Como se trata de una información válida a los usuarios, el numero de interacciones sociales es una dato a considerar, ya que, si Google detecta que los usuarios consideran tu contenido útil e interesante, quiere decir que tu contenido es bueno y lo potencia para las palabras clave que este lleve.

– HTML actual y optimizado:

El HTML ha cambiado mucho desde sus orígenes. Actualmente, y después de la definición del estándar HTML5 hace ya unos años, este se ha vuelto más descriptivo, añadiendo nuevas etiquetas que permiten indicar a los rastreadores que es lo que se va a encontrar en el contenido, ya sea, un articulo, un video o una imagen.

¿Quieres que te ayudemos a mejorar?

Si no te hemos convencido aún, continua leyendo, pero si crees que podemos ayudarte a mejorar tu web, puedes contactar con nosotros cubriendo el formulario de contacto al pié de esta página o bien, llámanos al  677 118 505.

Conclusión

A principio de los 90, podías hacer una web y esperar a ver que pasa. Actualmente, no. Hacer y mantener una web sana, supone trabajo, tiempo, interacción con los usuarios y seguidores, y tener claro que los objetivos no se consiguen ni fácilmente ni de un día para otro. Evita los ‘remedios milagrosos‘, no existen y si os los ofrecen, no los compréis ni contratéis, nada se hace sin trabajo. Es comprensible las prisas de los ejecutivos o jefes por conseguir resultados, pero, hoy en día, en Internet no existe el camino rápido y fácil.

Parafraseando a Yoda, “El miedo es el camino hacia el lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Percibo mucho miedo en ti.”, y dicho miedo es lo que nos lleva a hacer acciones que no son buenas para la salud de nuestra web.